jueves, 30 de octubre de 2008

El arte fronterizo

En dos de las últimas entradas de mi blog Linkgotes, mi virtual amigo Ñoco, convertido ya casi en íntimo por obra y gracia de las nuevas tecnologías (esta expresión empieza a sonar a anacronismo), cuestionaba sin condenar, la validez de ciertas obras basadas en la acumulación de objetos. Ciertamente vivimos momentos desconcertantes. A veces tenemos la sensación de que todo vale. Entre el mero esteticismo y la transgresión conceptual se nos presenta un abanico inmenso imposible de digerir.
Recuerdo que en clase de proyectos de diseño, se nos exigía entregar una hipótesis de trabajo al inicio y una memoria final. Las hipótesis devenían especulaciones en las que no había compromiso alguno. La memoria era mucho más fácil. Una vez hallada la "idea feliz" aparecían miles de justificaciones que los alumnos nos afanábamos en desgranar redondeando un proyecto que, al final, había sido un trabajo meramente intuitivo.
Siempre me ha sorprendido la importancia que se le da al concepto. Y, la verdad, no presto excesiva atención a las explicaciones que dan los autores sobre sus obras... me limito a contemplar, me dejo llevar de los sentidos. Siempre seré un profano.
A veces la gente me dice: yo no entiendo de arte. Siempre respondo: yo tampoco; no es necesario entender, basta con sentir.



En Proyecto Blog he visto una entrada que me ha llamado la atención: Y digo yo... que ésto es ARTE. Una nueva invitación para mi amigo Ñoco a reflexionar sobre el significado de una palabra que conocemos todos pero sobre la que todos tenemos una idea distinta: Arte

2 comentarios:

Ñoco Le Bolo dijo...

Un honor que me cites. ¡Ni que fuera alguien! Pero me ha gustado la palabra amigo. Considérame asi. Gracias.

Con respecto al "arte" no puedo decir que tenga una postura definida. Tal vez arte solo sea aquello que es capaz de conmover el espíritu y, en medio de ellos, se amontona lo que produce sensación e impacto, lo que está mediatizado por el precio, la "firma" o la repercusión mediática.

Los líquenes son agrupaciones naturales que crean bellas imágenes que me conmueven. Los llamaré artistas. Y es que hay arte en muchas cosas pequeñas.

Y si aquello que me mueve o conmueve no es arte... no importa, podemos disfrutar de esa obra creativa.

Un abrazo.

Ñoco Le Bolo dijo...

Por cierto, conocía ese vídeo. Todo el conjunto, música, puesta en escena y resultado, me parece arte en la medida que desata algo en mi interior. ¿Condicionado por Ray Charles, por ejemplo? da igual. Aquí pesa el conjunto. El cuadro, por si solo, podría ser un gráfico más.

Un abrazo, E.

ÑLB

Creative Commons License
Las imágenes publicadas en este blog están bajo licencia de Creative Commons.