jueves, 18 de marzo de 2010

Los toros


Francisco de Goya. Alaceando a un toro

De los muchos debates abiertos que tiene la sociedad española, el que más me sorprende es el que se mantiene sobre los toros.
Desde luego, el país tiene miles de cuestiones mucho más importantes que resolver.
Me sorprende y me escandaliza por la gran variedad de argumentos exhibidos y por las pasiones que suscita.
La gran mayoría de los argumentos tanto a favor como en contra me parecen falaces, inexactos, capciosos y hasta fraudulentos.
Y las pasiones desatadas me parecen bajas y me avergüenzan.

La pregunta que yo me hago es: ¿quiero formar parte de una comunidad en la que se hace espectáculo público de la tortura hasta la muerte de un animal?

Uno de los argumentos expuestos me afecta especialmente: Los toros forman parte de NUESTRAS TRADICIONES y de NUESTRA CULTURA.
Es cierto que muchos artistas plásticos que admiro han pintado o esculpido o fotografiado la mal llamada fiesta nacional. Eso me produce cierta desazón y me enfrenta a mis propias contradicciones. Hay en todas estas obras una dimensión estética innegable. También la hay en el propio toreo.
Pero los artistas, desde tiempos remotos, han representado escenas de violencia. Desde las pinturas primitivas en las paredes de las cuevas representando escenas de cacería, hasta escenas escalofriantes de la mitología griega, del circo romano, de guerras atroces o de los martirios de cristianos.
Pero ninguna de esas obras justifica que una sociedad evolucionada deba seguir practicando la violencia como diversión.
Creo que la esencia del debate es la violencia. No importa si ésta se dirige hacia un animal, sigue siendo violencia.

Me parece un debate inútil.


Pablo Picasso. Corrida de toros

"Mientras que la agresividad es instintiva, la violencia es cultural y, por lo tanto, se puede prevenir educativamente."
Juan Carlos Torrego. Profesor de la Universidad de Alcalá.

"Todas las ideologías que justifican el asesinato, acaban convirtiendo el asesinato en ideología."
Edmon Levy. Juez del asesino de Isaac Rabin.


Martin Favelis. Toros

4 comentarios:

Ñoco Le Bolo dijo...


Me parece que con debate o sin él, los toros son una manifestación más de la crueldad humana. Miles de años de historia debieran habernos hecho evolucionar algo más. Aún así, con este pronunciamiento no digo que no haya arte y estética poderosa en ello pero... también la guerra dispone de esa estética, y las bombas de Hirosima y Nagasaki formaban unos hongos preciosos.
En fin, resíduos sólidos y consolidados d ela brutalidad del hombre.

Saludos, E.

CR ____________________________________
LMA

SKIZO dijo...

Por questões técnicas, deixei de conseguir publicar na vossa galeria
Linkgotes gostaria de retomar essas publicações.
O que devo fazer
Skizo

Anónimo dijo...

Gentile Bosch, Gracias por publicar mi trabajo en tu Blog y gracias a los que escribiò la critica. si me das tu direccion te enviare un catalogo. Ciao, Silvano Braido

Ernesto y Felisa dijo...

Estupenda reflexión, a mí me pasaba lo mismo,..., que artistas, poetas.... reflejaran esta violenta "fiesta nacional", una y otra vez en sus trabajos tambien me producía desazón y demás,.
No es necesario esta brutalidad para buscar belleza o arte, y menos usar (usando tus palabras) la violencia como diversión.
Un saludo.
Felisa

Creative Commons License
Las imágenes publicadas en este blog están bajo licencia de Creative Commons.