martes, 10 de marzo de 2009

Telefónica, mi proveedor ADSL



Cuando hace algunos años contraté la línea ADSL de Telefónica, experimenté un enorme cambio respecto del módem que había venido usando hasta entonces. La navegación era muchísimo más rápida y los envíos de imágenes por correo electrónico, que empezaban a ser frecuentes, ya no se cortaban y eran mucho más seguros.
Siempre he experimentado fallos e irregularidades en el servicio, puntuales, eso si. De vez en cuando dejaba de funcionar el correo, o la navegación por internet devenía imposible.
Podría parecer que a medida que pasan los años, el servicio debería mejorar. La tecnología avanza a gran velocidad.
Pero no es así. El servicio es cada día peor. La navegación por internet se ha convertido en un ejercicio tedioso; la lenta carga de las páginas a menudo acaba en un colapso y la descarga de correos electrónicos es irregular y a menudo permanece inoperante durante horas o incluso días enteros.
Ignoro si el resto de usuarios tiene este tipo de problemas. Es probable que no. Resulta que yo tengo la fortuna de vivir en una zona rural. Y eso está penalizado por Telefónica. La compañía no tiene ningún interés en mejorar la capacidad de la línea de servicio. Dispongo de un mega y no hay ninguna otra opción. Sólo un mega. Mientras los usuarios “normales” pueden acceder a internet a una velocidad seis veces superior, a día de hoy, yo sigo disponiendo de la misma velocidad que cuando, hace años, contraté el servicio.
Supongo que la solución a esta situación de discriminación vendrá vía satélite. En ese momento experimentaré el enorme placer de la venganza contratando los servicios de alguna compañía rival.
Mientras tanto voy acumulando testigos de las irregularidades del servicio en forma de imagen.
Cuando, en la búsqueda de imágenes para Linkgotes, de repente se paraliza la carga y hago desplazamiento de pantalla, los píxeles se repiten verticalmente formando líneas. Entonces pulso la tecla “ImprPant” y edito la imagen.
Quizás algún día, la compañía que provoca esta desesperante situación esté interesada en comprar las imágenes para su fondo de arte. Al final, Telefónica está en el origen de las mismas.































Imágenes producidas a lo largo de tan sólo tres días de navegación nocturna, aproximadamente entre las 22:00 y las 24:00 horas.



Éste es el resultado del último test realizado por la propia compañía sobre mi velocidad de conexión el 10/03/09 aproximadamente sobre las 16:00 horas. Y, por cierto, no uso wifi ni tengo Imagenio y hace tiempo que renuncié a los programas P2P

2 comentarios:

Ñoco Le Bolo dijo...

otra mirada ...

Bonito muestrario de telas... podría ser una serie pictórica. No les digas nada a los de Telefónica... te cobrarían por sus obras de arte.

... saludos

CristalRasgado & LaMiradaAusente
_____________________________

Rubén dijo...

Se les debería caer la cara de vergüenza... De todas formas creo que sería denunciable, dado que en esas situaciones no te facilitan ni siquiera el 10% de la velocidad contratada ¡Indignante!

Creative Commons License
Las imágenes publicadas en este blog están bajo licencia de Creative Commons.