sábado, 9 de agosto de 2008

Olimpiadas 2008



Se ha dicho ya todo sobre la celebración de estas olimpiadas, así que me limitaré a manifestar mi estupor y mi desconcierto. Solo un par de apuntes.

¿Tiene sentido que en pleno siglo XXI la humanidad celebre los juegos con mayor contenido simbólico en la representación de la gran fraternidad universal en un país gobernado por una dictadura?

¿Tiene sentido que se derrochen tantos millones en actos de pura exhibición de poderío cuando, según la FAO hay 820 millones de personas desnutridas en los países en desarrollo?

Claro que, si tenemos en cuenta que China es un gran mercado de futuro y que la economía ultraliberal imperante desprecia “olímpicamente” los derechos humanos…

A veces uno se siente como el salmón que remonta el río con empeño obsesivo para acabar despedazado entre las fauces del gran oso.

1 comentario:

Ñoco Le Bolo dijo...

Vuel por estos fueros después de un descanso...

¿Y que puedo añadir que ya no hayas dicho?
Sí. Que ruede el dólar. Y que el euro vaya detrás. Solo las pelas mueven el mundo. Los salmones son comidos por los osos.

Un abrazo.

Creative Commons License
Las imágenes publicadas en este blog están bajo licencia de Creative Commons.