martes, 15 de enero de 2008

Bucarest, la memoria perdida

Ayer se presentó en el centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) el documental “Bucarest, la memoria perdida”.

Se trata de un documental en el que Albert Solé Bruset, hace un recorrido desde su infancia Foto: DANNY CAMINALhasta hoy a partir de la memoria perdida de su padre, Jordi Solé Tura, enfermo de Alzheimer.
La vida del niño Albert estuvo marcada por la palabra “clandestinidad” desde su propio nacimiento que fue clandestino.
La película que, como el autor confiesa, le ha servido como terapia personal, va desgranando los recuerdos de Albert Solé desde los años del franquismo hasta nuestros días y nos cuenta cómo vivió y sintió los momentos más sobresalientes de su vida, que lo fueron también para el conjunto de los españoles.

El documental es excelente y está hecho con grandes dosis de rigor (en la exposición de los hechos que conformaron la transición de la dictadura a la España democrática), sentido del humor (presente en momentos impagables como la conversación entre Alber Solé y Sergi Pàmies), y ternura (hacia la figura de su padre).

Narrado en primera persona y desde su visión pretendida y voluntariamente personal, Albert Solé, nos propone varios niveles de lectura:

1. Una crónica de la “transición española” con la frescura y el descaro de quien fue protagonista involuntario.
2. Una mirada crítica a la izquierda militante, poniendo de manifiesto sus contradicciones históricas.
3. Un homenaje a la figura de Jordi Solé Tura como hombre comprometido con su tiempo, con la justicia social y con las libertades individuales.
4. Una contribución a la divulgación de una enfermedad que se tiende a ocultar bajo el manto del silencio avergonzado.

Recomiendo vivamente su visionado en cuanto se tenga ocasión.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante. Ojalá que alguien la cuelgue o la comparta de alguna manera, me gustaría verlo después de hacernos la boca agua con esta entrada. Saludos.

Palomas dijo...

Buen día E, no había visto que tenías otro blog. A veces tengo la sensación, que las dictaduras y la guerrilla no han calado en las personas para no volver a vivirlas. Abrazos.
PD: no recuerdo si te felicité por los excelentes íconos de Blogs Unidos...sin no fue así FELICITACIONES!!!.

E Bosch dijo...

Saludos Rubén,
La película se proyectará por televisión (creo que ya ha sido contratada por diversos canales) y tendrá también una exhibición en salas de cine. habrá que estar atentos.

E Bosch dijo...

Gracias, Palomas,
Esperemos que el ejemplo de hombres buenos como Solé Tura, nos ayuden a todos a apostar siempre por el diálogo antes que por la violencia y la coacción.

Ñoco Le Bolo dijo...

He admirado a Jordi Solé Tura. Ahora, con los cuatro puntos que pones en la síntesis final, me obligo a ver ese documental, en cuanto lo tenga a mi alcance.
un abrazo

Creative Commons License
Las imágenes publicadas en este blog están bajo licencia de Creative Commons.