domingo, 2 de diciembre de 2007

Mi sobrina Violeta

-
Mi sobrina Violeta, hija de mi hermana Clara, es una niña muy especial. Ahora tiene diez años. Ya desde muy pequeñita empezó a dar muestras de un comportamiento y de unas actitudes que la diferenciaban de los demás niños que he conocido.
Violeta es candorosa, amable, dulce y tiene una imaginación prodigiosa.
Adora a los animales.
De chiquitina no jugaba con muñecas, sus preferencias se centraban exclusivamente en los juguetes que representaban animales. Sólo bichitos.



En cierta ocasión le ofrecieron un par de conejos. Ella fue a la casa de la familia que los criaba y eligió dos conejitas. Con los ojos brillantes me decía: “mira Edu, son madre e hija. A ésta le falta un ojo y a esta otra le falta una patita. Pobrecitas… ¿verdad que son bonitas?”.
Había elegido los dos animalitos más desfavorecidos.
Sus conocimientos sobre naturaleza son extensos, impropios de una niña de su edad.
Violeta, Hace dibujos, modela y confecciona pequeñas piezas de bisutería que regala a sus amigas. Todo lo hace meticulosamente y su habilidad para combinar los colores es sorprendente.

----
Pero lo más destacable es su imaginación, su inventiva. Recientemente su madre la mandó al baño a peinarse antes de ir a la escuela. Cuando, ya con el tiempo justo, Clara entró en el baño para apremiarla, se llevó una sorpresa. Violeta no se había peinado. ¡Se había dedicado a decorar el cepillo!
Después de la consiguiente bronca, Clara decidió comprar un nuevo cepillo. Éste había que dejarlo como estaba.
A lo que hizo Violeta en aquella ocasión, yo le pondría un marco.


El ceplillo del pelo convertido en un muñeco.

A veces hemos hablado Clara y yo sobre lo poco que trabajan la plástica los niños en la escuela. Clara está disgustada con ésto.
Parece como si en nuestro sistema educativo no hubiera espacio para la creatividad.
Recientemente entré en una página francesa donde se exponen los trabajos realizados por alumnos de instituto. Me impresionó.


Paysages. Couleurs et papier de soie, d'après Monet
-

3 comentarios:

Ñoco Le Bolo dijo...

1 - Dile a tu hermana Clara que quisiera adoptar a Violeta, al menos, hasta los 13 años.
2 - Violeta, vente conmigo, por fa.
3 - Edu, pon algo de Violeta una vez al trimestre hasta que cumpla 25. Me gustaría ver su evolución.

E Bosch dijo...

Ñoco, dudo que quiera desprenderse de ella!!
No es mala idea, oye, habrá que crear una nueva sección. Crees que estamos asistiendo al nacimiento de una estrella?

Rubén dijo...

Totalmente de acuerdo. Quizá demasiados esfuerzos en recuperar a los atrasados. Demasiadas clases y medios para "el apoyo", y tal vez falta incentivar la creatividad de muchos niños. El cepillo de Violeta, es digno de una exposición.

Creative Commons License
Las imágenes publicadas en este blog están bajo licencia de Creative Commons.